The Adversiter Chronicle

lunes, 4 de mayo de 2015

"Del derecho pero al revés", por P. Gargajo Bilioso


Una sección de Palomino Gargajo Bilioso en exclusiva para The Adversiter Chronicle

Dimisión de Monedero:
¿Estrategia de PODEMOS?

Sigue la formación emergente de PODEMOS animando el cotarro político español, en esta ocasión, la dimisión de su número dos el señor Monedero. El sistema y sus representantes políticos clásicos, esos que se niegan pese a sus palabras a democratizar internamente las formaciones políticas, instaurar listas abiertas e involucrar a la ciudadanía en la elección de sus miembros dirigentes, están frotándose las manos unos, sonrisitas de satisfacción en otros y jolgorio y algarabía en casi todos que prevén que la formación de Pablo Iglesias tendrá una suculenta merma de votantes que irán a parar al resto...

Mucha miopía y desconocimiento padecen quienes transmiten los mensajes de que PODEMOS a comenzado a desintegrarse y se acaba la pesadilla sombría de acabar con el bipartidismo. Lo primero es la puesta en escena que nos muestra en apariencia una división entre los principales líderes de PODEMOS...

La verdad es que en política nada suele ser lo que se aparenta y dentro de la historia de la izquierda revolucionaria siempre suelen darse binomios, resulta inevitable comparar a Iglesias y Monedero con Lenin y Trostky o sin alejarnos tanto a Felipe González y Alfonso Guerra en la clandestinidad. Ambos ejemplos terminaron igual una vez se llegó al poder. Pero el señor Monedero y el señor Iglesias no son tontos, saben que el socialismo como antesala de un estado comunista debe aprender de los errores históricos, que la sociedad es consumista y que el obrero sigue aspirando a ser burgués en este consumismo que iguala a semejantes y aumenta las diferencias de semejanza.

PODEMOS es la canalización política de la indignación callejera del 15M y en esencia se produjo el mismo fenómeno que causó en el Principado de Asturias el señor Cascos en el sentido de que los debates en Internet entre antagonistas en mundo real y la difuminación por el consumismo de las izquierdas y las derechas logró que personas en apariencia con diferentes ideologías se dieran cuenta que es el diálogo y la pluralidad de criterios la mejor forma de debatir y buscar políticas que traten de beneficiar a todos y excluir a los menos posibles, acompañado todo ello de una evolución en la sociedad de los referentes una vez superada, ahora ya sí de verdad, la Transición.

Si Cascos era un tirano derechista camuflado de concordia que se aprovechó de la ansia e ilusiones de la sociedad asturiana para desenmascararse mediante purgas ya en la sesión vespertina del congreso inaugural y enarbolando la bandera de reformas en el sistema que ahora ya son demandas reales en toda España y en los países cercanos, Iglesias y Monedero supieron colocarse como figuras representativas e ideológicas del 15M aunque ocultando su credo revolucionario que aspira a corregir los errores de la URSS, China, Cuba y demás paraisos del proletariado que sólo trajeron represión, perdida de libertad para sus sociedades y el mundo del gulag.

El señor Iglesias y el señor Monedero tienen la capacidad y la inteligencia para percibir que la era de la revolución digital y la transmisión de datos al instante permite corregir el rumbo y rediseñar estrategias que quedan caducas a la misma velocidad que se suceden los acontecimientos, principal diferencia junto con la lucha de clases reducida a tener más o menos poder adquisitivo para consumir. Tras su éxito en las elecciones europeas, el triunfo de sus
correligionarios en Grecia, el fracaso definitivo de la Arcadia socialista cubana una vez reanudado el diálogo con los EEUU y el relativo fracaso de resultados en las elecciones andaluzas, se han dado cuenta de que estar en el sistema obliga a pragmatismo, cierta renuncia temporal a objetivos grandilocuentes en mítines y reuniones y la inevitable merma de confianza entre quienes votan de acuerdo con su programática luego decepcionados del verdadero programa para aplicar gobernando.

Tertulias televisivas, articulistas de prensa escrita y clase política, bombardean las neuronas de la ciudadanía mostrando las absurdas quimeras en que se basa PODEMOS y la división de su cabeza ideológica como prueba irrefutable. Pensando mal, tratando analizar más allá de los hechos, me inclino a pensar en una estrategia con el objetivo de las generales toda vez que en los comicios locales y autonómicos PODEMOS se basa en franquicicas políticas más que en la marca en sí.

Iglesias seguirá al frente de la progresiva adaptación de PODEMOS al sistema con lo que implica de jugar con las reglas que conllevan modos que quieren erradicar, al menos esa imagen transmiten a sus votantes que no son todos de izquierdas o derechas aunque hay anti sistemas e izquierdistas de foto del Ché ya demasiado viejos y veteranos para renunciar a sus ideas pese a que el mundo evoluciona a una uniformidad consumista.

Monedero se encargará de mantener vivo el espíritu reivindicativo del 15M a pie de asfalto, sabedores ambos de que a partir de ahora el nicho natural de PODEMOS será a la izquierda de la izquierda centrista y de paso acabar con IU y el PCE, no hay comunismo sin refriegas fraticidas pero los neo revolucionarios reniegan de sus abuelos como el PCE en España.

Siempre he defendido que por cuanto supone de revulsivo, PODEMOS ya justifica su existencia aunque el PODEMOS de las europeas ya no es éste de las autonómicas y seguramente no se parezca ya en nada para la siguiente cita electoral que son las generales. PODEMOS, Iglesias y Monedero, para ser comprensible en esta táctica exigen un esfuerzo de conocer la historia del socialismo y comunismo porque afortunadamente, aunque ellos no quieran saberlo, les hace predecibles ser esclavos de su ideología. Pero ya han perdido votantes que nunca volverán y a nivel de sistema la formación escora ya sin remedio a la izquierda de donde proceden sus gerifaltes.

El segundo acto de esta tragicomedia no se verá hasta después de las elecciones y se hará visible poco antes de la campaña de las generales. Iglesias y Monedero han preferido maniobrar antes de que las masas que les apoyan se sientan decepcionados, como ocurre siempre en estos casos. Desde un punto de vista de anális es fascinante ver este desarrollo, quizás la última oportunidad de los comunistas de intentar lograr su paraiso del proletariado...
Y reiterar que en política nada suele ser lo que parece, pero Iglesias y Monedero sí parecen lo que son: apóstoles de una utopía aunque vendan una posible realidad.

The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/ 

 
 





theadversiterchronicle@hotmail.es

                                                      

                         

No hay comentarios:

Publicar un comentario