The Adversiter Chronicle

jueves, 28 de mayo de 2015

"Del derecho pero al revés", por P. Gargajo Bilioso



Una sección de Palomino Gargajo Bilioso en exclusiva para The Adversiter Chronicle

Día después del 24M: el cretinismo político de Aguirre y Cascos

Pues han pasado las elecciones que han sido una vez más una fiesta de la ciudadanía y la esencia de una democracia, pese a los augurios se llegó al lunes y mientras el Presidente Sr. Rajoy y algunos de los gerifaltes territoriales dimitían o le reprochaban la óptica de sus gafas de situación, lo cierto es que la ciudadanía ha hablado, ha elegido sus representantes dentro de las limitaciones de una lista cerrada y el mensaje es claro: reformas ya.

Pero no perderé el tiempo ni las neuronas de los lectores con sesudo análisis que ya lo hacen en otros medios y empiezan ya a tocar los sexos con los mismos, quiero destacar dos ejemplos de que un sistema toca a su responso final y que a veces la decepción no viene sólo de chorizos metidos a políticos en políticas de choriceo: la señora Esperanza Aguirre y el señor Álvarez Cascos.

La primera es un ejemplo de venganza hacia su partido y los que eran sus subalternos y compañeros de ejecutiva cuando podría haber sido la primera mujer presidenta del gobierno en España. En gracia de Dios, el suyo que hay varios, libró de descalabrarse en helicóptero y sobrevivió al asalto urbano de hotel en la India. Con gancho entre amplios sectores de la ciudadanía que sin comulgar con ella sí apreciaban y valoraban su gestión. El problema es que para gestionar ella decidió quienes serían los suyos, los cercanos al líder, y resultaron ser una pandilla de mangantes de lo ajeno en forma de caudales públicos.

Un fallo lo tiene cualquiera en el curro; si trabajas asciendes por méritos pero estamos en un curro de poder ejecutivo y no de bancadas de soldadura, horas y horas en la caja registradora o abnegada clase funcionarial. En los puestos ejecutivos se otorga al ejecutivo que elija sus ejecutivos, salieron rana y doña Esperanza, ya más bien doña Desilusión, en lugar de hacer lo que se hace en cualquier empresa rentable, no sólo no dimitió sino que se ha pasado dese entonces soltando órdagos a Rajoy y al PP.

El cerrilismo argumental de doña Esperanza no tiene parangón salvo con el nefasto paso de Ruiz Gallardón por Justicia, de hecho ahora se ve claro que lo que busca es el apoyo del rancio y nocivo nacional catolicismo español y a las huestes del Papa con olor a cuartel y sacristía. Porque era algo raro verla enzarzarse en abanderada del mundo libre contra las hordas comunistas, que ya sólo tienen de hordas los polígonos donde se asientan los almacenes de distribución de las tiendas de los chinos...

Llega el día después, con todos los ayuntamientos y parlamentos regionales expuestos ya sin más demora a lo que le ocurrió a nuestros vecinos de entorno al término de la II Guerra Mundial: fragmentación del arco político y jugar a política dentro de las reglas del juego democrático donde cabemos todos y hay que dar cabida a separatistas y ex- entorno etarra por mucho que nos joda o duela. El caso es que va esta señora y de repente apela a la integridad de la nación española y al patriotismo del PSOE para que quienes han recibido la representación de la mayoría no gobiernen...

Que triste espectáculo de afán de venganza y de rencor hacia su propio partido, sus votantes y el ciudadano en general. Lo mejor que puede hacer esta señora es dimitir porque ha comprometido, sí de verdad, la gobernabilidad no sólo en Madrid sino en el resto de España y sólo propugna el enfrentamiento y la violencia política. Ha cagado todo su curriculum y es de esperar que sea fulminada por saboteadora de la democracia y renegada de su partido y compañeros.

Váyase señora Aguirre y disfrute del retiro, España se lo agradecerá el día de mañana y posiblemente el PP un segundo después de dimitir.

Y luego está un auténtico ejemplo de líder de pacotilla y sí de mercenario que necesita la soldada para pagar el precio de su alma política: el señor Cascos. Ha sacrificado desde el congreso inaugural a su militancia, ha purgado y enfrentado a sus afiliados, ha sacrificado auténticos valores políticos a los y las que ha sacrificado en un estertor final afirmando que posiblemente por no ser cabeza de cartel el resultado ha sido , no catastrófico, lo siguiente.
¿Sufrió un golpe de estado interno que le llevó de la cabina del puente al cesto encaramado del palo mayor?

¿Si no fue golpe interno a qué viene retirarse y ahora escupirles a sus soldados enfangados de trinchera que tenía que capitanear usted?

¿Aspira ahora a ser diputado y así volver a la capital de reino y unirse a la minoría de derecha tramontana?

¿No afirma ser lector, discípulo y heredero de Jovellanos?


Señor Cascos, la política entre otros es un circo y todo circo tiene sus payasos, pero déjelo, vuelva a lo suyo y deje en paz a Asturias y su ciudadanía, aún hay quien le defiende y no hay que tener un Berlín en abril de 1945 para sus últimas tropas, deles al menos la dignidad de regresar con estandartes y armas, no son dignos de usted y su ralea política.

Hágase un favor y váyase de la política activa, sencillamente no tiene futuro como amado líder.

Ha vacilado al personal con metáforas de capitanes y vigías, no están claras las cuentas y los resultados estaban cantados. Fíjense hasta qué punto había engatusado el señor Cascos, que el PP asturiano que nunca reconoce su culpa de que lleva perdiendo votos años ha, tenía en la presencia del ex ministro el causante de sus males encontrándose en estas elecciones que miles de votos que auparon a la gloria a FAC hace cuatro años, resulta que se han ido a la izquierda...

¿De verdad señor Cascos puede usted dormir tranquilo sin asistencia medicinal?

Era usted el elegido para pasar a la historia de una tierra que ha dado pocos estadistas, un Jovellanos del S XX como gustaba usted en su petit politburó escuchar...?

¿Puede usted dormir tras sacrificar tantas almas políticas?

Los que podemos dormir tranquilos es la ciudadanía que ha expresado su parecer y tiene otra cita dentro de poco y allá aquellos y aquellas que se empeñan en no irse, se empeñan en embaucarnos y se resisten a dejar paso a, no juventud contra vejez, otras personas que representen los votos. Ya no hay vuelta atrás como afortunadamente ya no la habrá para estos dos ejemplos de cretinismo político.

Así de simple y así de complicado.

The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/ 


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario