The Adversiter Chronicle

sábado, 16 de mayo de 2015

"Fogones de fogueo", suplemento fartón cutre


Suplemento fartón cutre de The Adversiter Chronicle

RESTAURANTE SIDRERÍA MEANA
Plaza del Ayuntamiento, Villaviciosa – España -

Son muchos y variados los motivos para buscar una excusa e ir a pasar el día y comer en Villaviciosa: buenas comunicaciones, parajes pìntorescos, playas norteñas paradisíacas y la múltiple y variada oferta gastronómica tanto en precios como desde un punto de vista del paladar.

El equipo de cata gastronómica elegimos un sitio emblemático como es la Plaza del Ayuntamiento aunque resultaba decidirse ante la probada cocina de los distintos establecimientos eligiendo finalmente Restaurante Sidrería Meana por lo variado de su menú del día y lo aceptable de su precio para ser sábado, donde muchos garitos aprovechan para subir desproporcionadamente la minuta sin apreciable correspondencia en la relación calidad-precio, sólo diez aurelios por barba.

Pulcritud y amabilidad eran las agradables sensaciones nada más franquear la entrada con comedor luminoso y tele a la vista de todas las mesas, cosa que se agradece ya que el menú del día sin el confortable sonido de la caja tonta no es lo mismo por mucho que algún puritano alegue que molesta el sonido de fondo, pero los buenos parroquianos agradecen poder escuchar las noticias o seguir el premio de fórmula 1 como fue el caso.

Variedad de platos a elegir tanto de primero como de segundo y optamos por fabada asturiana y ensalada seguido de hígado encebollado y escalopines al cabrales, buenos bancos de prueba para calibrar la maestría de los fogones. La fabada asturiana siempre es una dura prueba en la mayoría de las ocasiones decepcionante para el comensal y en el tema de ensaladas ya resulta difícil encontrar la clásica de lechuga, cebolla y tomate recompensada con ingredientes extras que no resulten extravagantes a la vista y delicados en la digestión...

La fabada excelente tanto en sabores compensados como en presentación y calibre de las alubias. Buena escolta de chorizo, morcilla digestible sin ardores posteriores en la siesta y tocino. Sabor clásico y justa medida entre caldo y condimentos que dejó una agradable satisfacción tras su ingesta y felicitando en la intimidad del pensamiento a la cocina. Igualmente la ensalada era si no excelente sí como mandan los cánones con justa y exacta proporción tanto de ingredientes como de aliño.

Cierto que los dos primeros dejaban el listón alto y altas eran las ilusiones de probar otras excelencias, pero fue una pequeña desilusión abordar el segundo de hígado encebollado y de escalopines al cabrales. El primero no estaba a la temperatura adecuada y se echó en falta salsa para rebañar con el pan, defecto más de gula del comensal que de los fogoneros, pero le faltaba algo de temperatura ya que la templanza era tirando progresivamente a fría dejando inmasticable el hígado, de buena presencia, textura y calibre de los trozos, todo ello acompañado de patatas frías.

Los escalopines, de buena presencia, pecaron de cierta talludez a la hora de cortar y el masticado que defraudaron las expectativas así como una salsa de cabrales que no parecía tal por la falta de contundencia en el gusto. No obstante, puede achacarse a la bisoñez de la cocina y suministros mejorables para elaborar los platos por cuanto es imperdonable que en Asturias se preparen escalopines al cabrales que no sean tales.


De postre pedimos helado y la bebida fue la inefable vino con gaseosa. La atención es
profesional y los baños son aceptables para sentar las posaderas, un local en suma digno de visitar y probar sus platos aunque quedamos pendientes de volver para repetir satisfacción y ver si la promesa de buena cocina cumple las expectativas una vez superados los fallos inherentes a toda nueva dirección...
 
Volveremos.
 
 
The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/ 

 





theadversiterchronicle@hotmail.es

                                                               

No hay comentarios:

Publicar un comentario