The Adversiter Chronicle

miércoles, 30 de septiembre de 2015

"Un miércoles...un poema", suplemento poético


FRÍO
Hoy, como tantas veces en mi vida,
siento este penetrante fío
que deja mi alma tan desolada.
 
Sin ti el frío cala hondo,
traspasa mi piel
y llega hasta lo más profundo
de mi ser.
 
A tu lado tuve el más cálido
y confortable de los abrigos:
la suave caricia
de tus acogedores brazos,
la calidez de tu forma de ser,
ese halo con el que me sabías envolver
es algo que jamás olvidaré.
 
No había mejor cura
para aliviar mis heridas
que refugiarme en tus brazos
al acabar el día.

Hablando sin parar,
tú de tus cosas,
yo de las mías,
dábamos la bienvenida
a los rayos del sol
de un nuevo día.
 
Ahora nadie me escucha
y me comprende
como tú lo hacías.
La calidez y calidad humana
de tu presencia ya no las tengo;
ya no te tengo más que en mi recuerdo.
 
Callada,
sin decirte nada,
llorando mi pena
en la distancia,
te extraño, te sigo añorando,
te sigo queriendo a mi lado
para que me abrigues
de este penetrante frío.
Ana
The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/



martes, 29 de septiembre de 2015

"Memorias de la Transición", por Antón Rendueles


Unas memorias de Antón Rendueles en exclusiva para The Adversiter Chronicle

AQUELLA NOCHE DE LOS TRANSISTORES

Opino que uno se siente parte de un todo cuando una parte sufre fractura con riesgo de amputación y duele, ese dolor de saber que se rompe el juguete o cuando se rompe el amor o se rompe la esperanza de volver a caminar con las piernas propias, supongo que desde mi perspectiva el no al secesionismo se ve con alegría...

Tal vez por eso adquirí hace unos días una radio, presentía que el tramo horario comprendido entre el cierre de los colegios electorales en Cataluña y el fin del recuento serían intensos y lo quise vivir escuchando la radio y alejarme de los gallineros televisivos...
Se notaba en las conversaciones de familiares y visitas, también en las calles, que había expectación, algo distinto a lo de siempre que por lo general no despierta el interés a los comunes de los mortales inconscientes de que un voto, su voto, puede cambiar el rumbo. Mi memoria histórica sólo percibió algo así hace ya un buen puñado de lustros: el 23-F de 1981.
Aquella tarde el autobús escolar me dejó como siempre en Los Campos y me gustaba ir caminando por la calle Uría hasta el escaparate del comercio de electrodomésticos, me gustaba ver aquel escaparate porque...

No recuerdo el porqué, pero si noto, fresca y embriagadora, la sensación de placer de contemplarlo, aún veo el reflejo de aquel niño que aquella tarde se sorprendió del número de personas clavadas delante del escaparate mirando una televisión, es la primera imagen que tengo del Congreso aquella jornada de noche casi eterna para los adultos...

Recuerdo... recuerdo que entonces el niño se acordó, o tal vez sea el adulto que es ahora y es su recuerdo que se sublima con aquel otro del escaparate, la noche de la muerte de Franco en que emitieron Objetivo Birmania y el impacto que me causó ver como cortaban el dedo de un japo para quedarse con su sortija... Aquella noche recuerdo a mi abuelo delante del televisor en blanco y negro y a mi abuela, mi dulce madre más que abuela en su amor, bregando en la cocina pero es un recuerdo de la infancia y poco nítido en comparación al 23-F...
Aquella noche mientras dormía, los adultos escuchaban la radio y cuando años después ya era radio oyente, de esos raros que para las grandes noticias prefiere la radio, siempre añoré no ser consciente del mundo que me rodeaba aquella noche y no participar en la liturgia de la radio en estado puro...
Así que me armé de valor y casi una semana antes del domingo de elecciones autonómicas catalanas bajé en mi aparatosidad de silla de ruedas a un comercio cercano y adquirí una radio, una réplica barata fabricada en China. Era consciente de que en esta era digital no sería una noche larga, casi ni sería de noche, cuando el escrutinio arrojara el veredicto. También adquirí una vela y la encendí en homenaje a mis difuntos, puse la radio y escuché hasta el dictamen final de las urnas.
Ya tengo mi noche de radio, dentro de cuarenta años se recordará la jornada como ahora se recuerda aquella tarde de golpe de estado la noche de los transistores. Cuando éste terminó, los adultos supieron crear el entorno democrático para que los que ahora somos adultos, y seguimos dándonos de zurriagazos entre nosotros como antes ellos, pudiéramos seguir haciéndolo...
No ha ganado nadie, siempre se pierde con la ilegalidad, pero todos hemos perdido algo de inocencia, de que el peligro es real, de que los adultos del ahora sepamos dar a los que son infancia un mundo y una sociedad donde los votos siempre se impongan a la fuerza de las armas, sean reales o metafóricas en argumentos y credos.
Así que tengo mi noche de radio que algún día contaré ya anciano a alguien infinitamente más joven que tal vez busque respuestas e incluso puede que le ayude a plantearse preguntas y le diré que aquella noche mi pregunta era si los políticos estarían a la altura de las reclamaciones de la ciudadanía... Supongo que lo sabré entonces pero en realidad, ahora que lo pienso, tal vez lo mejor sea que nunca lo sepa y nadie venga a preguntarme...
Quién sabe.

The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/

 

                                                         

lunes, 28 de septiembre de 2015

"Butaca de patíbulo", suplemento cinematográfico cutre


Suplemento cinematográfico cutre de The Adversiter Chronicle

SIN IDENTIDAD (2011)
Unknown

Hay películas que te motiva verla cuando ves que la programan, empiezas a verla y ya no hay motivación pero sigues viéndola y finalmente es algo ya visto otras veces pero te deja un buen sabor de boca porque aunque la película sea una mierda te has pasado durante su visionado unos alegres momentos que olvidas igual que olvidas la película con la anotación al margen de no revisarla porque hay cosas mejores que hacer...

 
Es lo que nos ha pasado al equipo de cata cinematográfica de The Adversiter Chronicle. Como siempre la irresistible presencia de ese actor británico que hace de norteamericano que se mete en líos o se le complica la existencia en la vieja y decrépita Europa, aunque por una vez no hay postales de París porque la acción es en Berlín...

El bueno del Lian Neeson.

Y fue Berlín quien nos motivó una vez desmotivados desde el inicio para ver una película que nos hizo rememorar, hubo lágrimas incluso del segureta, aquellas entrañables películas de la Guerra Fría donde la Puerta de Brandenburgo era la frontera entre el Mundo Libre y el Telón de Acero con espías y contra espías donde Berlín no era una ciudad sino una trinchera. Por lo demás la película cuenta con todos los defectos ñoños de este tipo de producciones con persecuciones de coches, por cierto que, como bien apuntó el de la limpieza, los coches buenos eran Mercedes y los malos malucos de la Volkswagen lo cual tiene cierta retranca y única virtud de la peli si se ve desde un punto de vista premonitorio anticipándose años al escándalo del engaño al consumidor de la marca alemana.

Pasada la novedad de las postales berlinesas y algo saturados ya del enésimo intento europeo de rodar una persecución en calles europeas tan espectaculares como las rodadas en las calles USA, nos quedó de motivación el reparto plagado de rostros familiares y acogedores al espectador, esos secundarios de oficio que envejecen a golpe de película y que muchas veces salvan no sólo a la estrella del reparto sino el producto cinematográfico en sí, suponiendo un respiro ante la flojedad del mismo para el sufriente espectador que pasa por taquilla.
Destacamos a dos, el primero Bruno Ganz; un actor grabado a fuego en la retina del espectador por su interpretación de Hitler en El hundimiento y que encarna en esta ocasión a un venerable abuelo Cebolleta que esconde una mente analítica de la Stasi cuando existía la RDA. Sobrio pero generoso de matices, adaptando una vez más su achacosa fisonomía facial a la ironía del espía clásico, ese que sabe reconocer a un colega del otro lado del Telón de Acero
y que se suicida con el tradicional cianuro antes de ser sometido a interrogatorio...

Su antagonista interpretado por Frank Langella, uno de esos secundarios que son sinónimo de un trabajo digno, de los que aprovechan su poco minutaje en pantalla para hacer una interpretación redonda, de rápido olvido porque sigue la acción pero que sin su presencia de fondo quedaría desenfocada la historia...


Las féminas no despertaron nuestra pasión de machos alfa ya que sus papeles están subordinados al protagonismo del protagonista y sus personajes les exigen repertorio de muecas faciales y la única escena X es cuando se ve a January Jones en la ducha pero se ve tan poco que no ves teta sino un virginal y casto, amén de decente, comienzo de un seno.

La trama es la vista mil veces de pérdida de identidad en una ciudad desconocida donde todo el mundo familiar parece haberse desvanecido y su identidad arrebatada cuando no, es aquí el caso, usurpada. La acción es lineal y aunque se nota que el director trata de manejar el pulso narrativo peca de una producción algo parca y las escenitas de persecución en coche resultan repetitivas. Un intento más de hacer cine a la americana donde se queda a medio camino pese a la nacionalidad británica del film pero que es en realidad europea, un producto que podría haber sido una producción de lujo para la televisión pero que llevada al cine defrauda sin decepcionar pero por ser historia ya vista otras veces siendo el reparto quien salva la honra de este sucedáneo.

Para fans del Neeson, horas muertas sin nada qué hacer y poco más de una película casi teatral y que hay que ver como un homenaje encubierto a la ciudad de Berlín y su papel en la Guerra Fría que posiblemente pase inadvertido a las generaciones digitales de espectadores.



The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/





 
 
                                                             

sábado, 26 de septiembre de 2015

"Del derecho pero al revés", por P. Gargajo Bilioso


Una sección de Palomino Gargajo Bilioso en exclusiva para The Adversiter Chronicle

27-S: ELECCIONES AUTONÓMICAS CATALANAS

Por fin ha llegado el día de las elecciones autonómicas catalanas que los secesionistas venden a su grey, así les han inducido como si fueran tales desde párvulos, que en realidad se vota un plebiscito secesionista. Lo cierto es que todo está permitido en democracia siempre que sea legal y hacer el canelo a favor y en contra, aunque pueda insultar a la inteligencia en ocasiones, es permisible.

De todas formas cuando lo de Escocia se anunciaban truenos, rayos y centellas para finalmente no pasar nada dentro de la normalidad democrática. Pero en España se da lo mismo que en el resto de Occidente democrático y consumista salvaguardado por la OTAN: nos ofendemos enseguida y enseguida ofendemos a los demás aliñado de la peculiaridad ibérica que tanto desconcierta al resto del orbe.
De la campaña se deducen varias cosas a partir de ciertos hechos. El primero y fundamental que hoy por hoy el secesionismo ilegal de una porción de la clase política catalanista y catalana, la división y adjetivar la misma ya es por desgracia inevitable, que arrastra a una parte de la ciudadanía a la que han logrado cegar para en lugar de pedir cuentas del desastre contable de la comunidad autónoma catalana tomen por suyas y patrióticas las tesis políticas secesionistas, no tienen un general con mando en tropa que afirme apoyar la secesión catalana y que las unidades bajo su mando defenderán la nueva soberanía apoyada en la ilegalidad.
 
Luego en la ecuación electoral falla que los secesionistas olvidan que la sociedad española ha respondido en el único llamamiento en que hizo falta: el referéndum para aprobar nuestra actual Constitución. El señor Mas, auténtico funambulista político a la altura de otros grandes histéricos de nuestra histeria histórica, se ha arrimado y arrimado a su partido a la disensión con sus socios naturales, a que el señor Mas presuma de músculo electoral cuando a la hora de la verdad su partido se nutre de votantes de perfil a la derecha de los secesionistas y que repelen por instinto los ajenos sueños de una Arcadia republicana catalana que en el alma del país catalán aún resuena de tiempos de Guerra Civil donde los héroes del señor Junqueras sembraron el terror a los abuelos y padres del electorado del señor Mas...
 
Por supuesto los socios del señor Mas ya saben que van a perder pero lo venderán como victoria y argumentarán que hay que seguir bregando. El día después del domingo será hora de que el capitalismo catalán que jugaba a dos barajas y parte de la clase política catalana dejen de seguir jugando como en la Transición que tanto evocan para presumir de lo contrario. Se puede entender el sentir de una patria que nos han enseñado prostituida y subyugada a España, se puede comprender que si te educan en el odio te harás una persona adulta que odia, se puede sentir que un hermano reniegue de su ADN familiar...

Pero no se entiende que acusen al Estado de utilizar todos los recursos a su alcance para hacer valer la legalidad vigente y que si lo hacen ellos es un derecho de oprimido, que se utilice internacionalmente el peso de España como nación entre naciones mientras se dedicaron años el señor Pujol y sus cuatreros amaestrados a gastar y fundir caudales públicos y mordidas concesionarias en abrir delirantes embajadas en medio mundo...
Son tantas y tantas las cosas que nos ofenden como españoles que han logrado que sean tantas y casi tan cerriles como las que les ofenden a ellos como catalanes secesionistas.

Así que es hora de hacer apuestas y lo mejor es analizar el partido en todos los aspectos posibles:

El campo de juego, el terreno de la justa medieval se juega en un campo que se quiere hacer pasar por otro: son elecciones autonómicas y la secesión es ilegal. Como he dicho en anteriores artículos, este simple y fundamental hecho ya debería habernos ahorrado el histerismo que sufrimos actualmente.

Los jugadores, por una parte un electorado joven e ilustrado en la lustrosidad de que Cataluña no es ni forma ni formó ni formará y ni siquiera se deformará con tanta formación, de esa cosa llamada España que sencillamente están ciegos porque les han educado en la miopía nacionalista y sin gafas no sabrían qué votar, posiblemente votarían a PODEMOS o cualquier otra formación similar con la fuerza de la juventud y la esperanza de lo novedoso. Luego el señor Mas y sus sueños de grandeza, reitero que el perfil de sus apoyos a la hora de la verdad votará la estabilidad conocida que la confortabilidad augurada. Queda ERC que hace unos años sí que era ilusionante, luego llegaron al poder y lo que se recuerda es una ineptitud para gobernar un territorio industrializado e integrado con España en la UE así como las multas por velocidad indebida del coche oficial del que era entonces su gerifalte...

Así que por una parte un equipo de cantera con ínfulas de campeón y que sea cual sea el resultado será el que les conviene. Enfrente un batiburrillo de catalanes que a la vez aplauden a La Roja, rojos que se sienten catalanes pero temen a más rojos que ellos y por tanto el amarillo queda bien en medio de tanto rojo, rescoldos del nacionalcatolicismo español que rebuznan en el Campo Nuevo del Barça en catalán para no desentonar y finalmente supervivientes de otra época, emigrantes que ven a sus nietos disfrutar de la infancia que ellos y ellas no tuvieron, los partidos clásicos estatales donde desde el PP se cansaron de decir que no eran plebiscitarias y han hecho campaña como si lo fueran mientras los socialistas se lían en si poner la banderola desde el inicio o al final del mitin...
 
No me olvido de PODEMOS, al que se hará artículo sobre sus cien días en las instituciones y representando a la plebe que les votó. En sus genes comunistas, más leninistas que marxistas, no está permitir si llegan al poder que se desmiembre el Estado. No lo hizo Lenin y ellos no lo harán, sus planes de justicia social y demás socialismos precisa de los aurelios que rentan los catalanes y el resto de las Españas, así que por ese lado no hay temor.
De forma que unos someros cálculos dan una derrota del sí a la independencia, que no será tal, casi rozando el 50% pero jamás llegando al soñado 60%, pero su base electoral es insuficiente, saben que están solos en el Universo del orden geoestratégico internacional y al igual que sucedió en 1978, ciudadanos y ciudadanas que no participan en las listas electorales sí lo harán.

De todas formas la única certeza es que es una cita electoral importante que precisa de la verdadera esencia de la democracia parlamentaria y consumistas bajo el paraguas de la OTAN: el voto.
Pase lo que pase, en la historia quedará que el pueblo, la sociedad y la ciudadanía catalana, tuvo la oportunidad de emitir su voto...
El resto será historia, histeria o ambas tres.
Así de simple y así de complicado.

The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/




 
                                                      


viernes, 25 de septiembre de 2015

"El vecino de al lado", por La Araña


RIDÍCULO
Durante mi estancia en Trabajo Social hice cosas muy raras...
Los profesores pensaban que los alumnos éramos cucarachas, y eso, ya de mano era un error. Fue una catargia. (Palabra que no conozco, pero que debería existir según mi lógica).
Empecé clavando la mirada a todos los que se cruzaban en mi camino...
Pudo pasar algo cuando llegué a servirme de un abrecartas, para llamar la atención, y que afortunadamente no llegó al pánico. Pero cuando ya no pude dejar de mirar al frente y una chica me preguntó asustada porqué le estaba mirando de aquella manera no fui capaz de articular...
Tengo un sentimiento de amargura por lo que pudo ser y no fue doblado.
La araña

The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/



theadversiterchronicle@hotmail.es
 
                                                                 
                                                                                    

jueves, 24 de septiembre de 2015

"Días de vinilo y cassetes", suplemento musical cutre


Con la colaboración de El Bis en exclusiva para The Adversiter Chronicle

LA GALLINA COCOUA (1979)
¿Arma secreta de la Transición para evitar el secesionismo?

Hay canciones eternas en la eternidad de la memoria colectiva...
Empiezo casi filosófico porque The Adversiter Chronicle me pide un artículo y una canción referente al rollo de las elecciones autonómicas catalanas y por aquello de que la música no conoce fronteras se me ha ocurrido que nada mejor que alejarse de cantautores, grupos y solistas para ilustrar el tema. He preferido bucear en la memoria colectiva con una canción común a políticos secesionistas y anti secesionistas: La gallina cocoua de los inefables Enrique y Ana.

En plena Transición en España, la industria discográfica comenzó a lanzar productos de canciones llamadas infantiles aupando a la popularidad grupos donde la voz infantil era protagonista cantando historias para niños pero que enganchaban por igual a los padres. En realidad era explotar un nuevo nicho de consumo de una clase media y media obrera que podía permitirse dar a sus retoños una habitación y un tocadiscos.
Destaca entre todo ello una pareja de un jovencito Enrique y una niña llamada Ana que estuvieron dando la turra durante casi una década y que una vez disuelto el grupo siguió dando réditos hasta que aquellos niños y niñas se hicieron adolescentes y que son ahora políticos pero todos y todas tienen en común que está grabado a fuego en sus neuronas la canción de la jodida gallina que todos cantaban al unísono...

Si vas algo pedo o con pedete lúcido, lees la prensa sobre las elecciones autonómicas catalanas y luego escuchas la canción, tus neuronas entran en proceso de viaje astral y de repente la gallina es España, la Constitución es el gallinero, la mamá gallina ausente el dictador y Ana la inocente voz de la ciudadanía... ¡Incluso pueden alternarse los roles!
Ya digo que hay que estar algo pedo.

Posiblemente si esta canción se retomara del olvido, son innegables sus cualidades postraumáticas en mentes infantiles que ahora son las mentes pensantes del secesionismo y las mentes pensantes de sus antagonistas, y se cantara al final de los mítines y de los debates las cosas se verían con menos histerismo.

En definitiva una canción histórica del mundo de habla española que es ejemplo de una
época en que la industria explotaba, en ocasiones literalmente, a voces infantiles que tenían su público porque sus mayores podían permitírselo y que educó el oído desde la infancia en el placer de escuchar música. El vídeo es representativo del producto que contaba con difusión en medios impresos, televisivos y que incluso llegaba al cine. A sí que si buscáis entendimiento y consenso donde aparentemente no es posible, cantar a los políticos esta canción y asistiréis asombrados y boquiabiertos a como de repente el orador en la tribuna se queda mudo, le entran tembleques y se le aflojan los esfínteres ante sus primeros acordes dejándose de huevonadas...

Y si no, tenéis una excusa para pillaros un buen pedete lúcido con el rollo de comprender lo que es un mero producto que esconde la estimulación inducida a entenderse entre quienes no hablan el mismo idioma pero cacarean en común como aves de corral....

La gallina cocoua, turra infantil o arma secreta de los padres de la Transición para evitar el secesionismo...
Tú decides.



The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/
 
 


miércoles, 23 de septiembre de 2015

"Un miércoles...un poema", suplemento poético

EL VIEJO
La noche desnudó aún más su profunda soledad,
ésa que siempre temió,
ésa que la vida le impuso a la fuerza,
ésa a la que está encadenado
desde hace tantos años.
 
Camina por el empedrado de la calle
a paso lento,
arrastrando sus pies y su bastón,
con inmenso cansancio de dolor acumulado.
 
Huellas de tristeza albergan en un cuerpo
que el duro trabajo y el tiempo encorvó:
lo doblaron como las ramas de un árbol seco
que ya miran al suelo.
 
La melancólica melodía de un violín
se filtra por una de las ventanas de una casa
hacia la calle solitaria
inundando su pensamiento de queridos recuerdos.
 
Un nombre,
en un susurro casi imperceptible
acaricia sus resecos labios: Míriam,
esa mujer que lleva grabada en su corazón
desde el instante en que la conoció,
el amor por el que no dudaría en dar todo lo que fue,
toda su vida,
con tal de que ella estuviera aún viva.
Ana
 
The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/