The Adversiter Chronicle

martes, 12 de abril de 2016

"Butaca de patíbulo", suplemento cinematográfico cutre


Suplemento cinematográfico cutre de The Adversiter Chronicle

BLITZ (2011)
Agradable propuesta de cine a medias entre la acción y el drama policial de psicópata vengativo dirigida en 2011 por Elliot Lester y de factura del Reino Unido y protagonizada por un actor que ya ha conquistado al equipo de cata cinematográfica que no es otro que el Jason Statham que en este papel, y esta película donde sin hacer florituras sí el director homenajea algunos títulos del género en reconfortantes escenas, recuerda al justiciero Charles Bronson y la saga de los 80´s, porque el Statham, al igual que el justiciero, siempre llega tarde para salvar a la víctima pero cuando llega resuelve la cuestión con contundentes hostias y mamporros con objetos contundentes o directamente de un tiro en la frente sin más miramientos...

Lo cierto es que el cine de acción británico es el más confortable al espectador europeo, porque las chuminadas francesas son sólo digerible por espectadores franceses y es de suponer que en estado cognitivo alterado, tal vez porque los hijos de la Gran Bretaña son más hostiles de carácter pendenciero y violento que el resto de europeos violentos y pendencieros y porque el jodido volante al revés de lo que mandan los cánones da esa distancia necesaria que no logra evitar la añoranza de los escenarios USA, pero son productos que suplen el control de armas en la UE con dosis de humor y dosificando las escenas de tiros, pero sin duda de las de acción europea mejor en Londres que París o Roma donde inevitablemente se acaba, se empieza o se pone a la mitad una absurda persecución automovilística, aquí el villano va en bici...

La historia es una actualización del mejor villano de la historia en esta temática, Scorpio, con la variante de que mata a policías, sin distinción de sexo, que le detuvieron a lo largo de su carrera delictiva con especial fijación en el personaje de Jason Statham que en el pasado le dio una buena tunda en los billares llegando incluso a hacerle tragar el taco de tiza. Deliciosa interpretación de Aidan Gillem que nos conquistó por completo llegando el de la limpieza a derramar unas lágrimas porque hacía tiempo que no veía un psicópata sencillo, sin complejidades de dar la turra hablando, este masculla para sí mismo y pone cara de hijo de perra que hace que le odies y ames a partes iguales y disfrutas cuando es sometido a zurriagazos de palanca metálica y sigue riéndose del sistema, de la gente, la democracia y de la policía, desafiante aunque sin dientes y casi sin un ojo, contundente con el martillo cuando mata a sus víctimas y cruel hasta el hedonismo para buscar fortuna y popularidad...
¡Fantástico, sencillamente fantástico rozando el sublime!

Otro atractivo es el coprotagonista Paddy Considine en uno de esos papeles de no hetero rodeado de heteros que le tocan los cojones con bromas, comentarios despectivos y
pintadas en los urinarios que logra que las jóvenes generaciones de espectadores vean la homosexualidad como una constante más de la ecuación, pero siendo policía de los buenos y rompiendo testículos a pederastas si el sistema no logra capturarlos y demostrar en un juicio sus culpas. El enfrentamiento entre macho alfa y gay no cae en ñoñeces ni tópicos de integración social, son dos profesionales que se complementan y congenian en métodos y procedimientos, dentro de los límites europeos de violencia policial que es políticamente correcta y siempre protectora de la ciudadanía...

De protagonista femenina una monona y sugestiva, por bella, de Zawe Ashton que sin estridencias borda el papel de atormentada policía tras su paso como infiltrada en los bajos fondos, el equipo de cata cinematográfica arrojamos todo tipo de objetos arrojables al televisor cuando predispuesta a retozar toda la noche es despachada por su colega sin entender porqué desprecia tan fermosa doncella hasta que descubrimos que el fulano es no hetero para respirar aliviados de que no es que tuviera la moza alitosis o algo así para ser repulsiva al mozo...

Porque el verdadero acierto de esta película reside en los diálogos que lejos de caer en ser graciosos con ingenio, es humor inteligente pese a que los personajes parezcan de una pieza, ironía destilada con naturalidad, humor a base de secuencias que por sí solas ya tienen gracia pero que vistas en conjunto hace ver el acierto del guión sin caer en esa pesadumbre del tramo final de las producciones británicas en su mayoría que logran que todo el mundo hable del producto pero que se revisa cada dos décadas porque empacha como un pudding...

Película que recomendamos para pasar un buen rato y evadirnos de la triste realidad que sorprende por su simplicidad barroca gracias a los toques de humor y donde por una vez resulta creíble el escenario de la ciudad de Londres, o de cualquier capital europea, sin que se añoren las calles de las ciudades estadounidenses, porque aún copiando lo ya hecho, sabe darle el conjunto ese toque europeo que la diferencia, pero nos lo hemos pasado muy bien visionándola y resulta difícil hoy en día decir eso de un cine que se basa en la mayoría de las ocasiones en efectos especiales y revisiones de los géneros que muchas veces ni aportan nada nuevo ni superan el original, pero por fin Charles Bronson tiene quien le acompañe como justiciero, al menos en esta película.
No os la perdáis.


The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/






theadversiterchronicle@hotmail.es

                                                             




No hay comentarios:

Publicar un comentario