The Adversiter Chronicle

martes, 26 de abril de 2016

"CHERNOBYL", por Antón Rendueles


Un artículo de Antón Rendueles en exclusiva para The Adversiter Chronicle

Me pide The Adversiter Chronicle que escriba sobre el accidente en la central nuclear de Chernóbil del que se cumplen ya treinta años. Lo cierto es que revisar titulares y ver vídeos de la ciudad aledaña es sumergirse en el tiempo, del tiempo que pudo haber terminado, de ciudades arrasadas por la radiación de un holocausto nuclear; sin embargo, sólo tres años después la espada de Damocles que se cernía sobre el planeta estaba rota por su parte soviética, que era decir el comunismo como vector de la revolución mundial del proletariado...
Resulta difícil transmitir a las generaciones posteriores a 1989 lo que significaba vivir la infancia, adolescencia y primera juventud en la Guerra Fría. En 1986 el mundo temblaba en Centroamérica donde guerrillas auspiciadas por la URSS combatían gobiernos crueles y déspotas apoyados por Estados Unidos. La Guerra de Vietnam era historia y el nuevo frente se libraba en Afganistán, sitios lejanos todos ellos para un joven español, ya europeo por estar en la Unión Europea y aún resonaba en nuestras cabezas el chiste de la croqueta de Martes y Trece...
La URSS era ese gran misterio de desfiles en la Plaza Roja con un nuevo dirigente que prometía un cambio de rumbo no sólo para su nación, para toda la Humanidad mientras su antagonista sacaba cinematográfico pecho con esa fantasía que entonces era terriblemente posible y nadie dudaba de que fuera a ser realidad: la iniciativa de defensa estratégica en base a satélites interceptores de ICBM en órbita sobre la tierra...
Los ordenadores habían llegado al consumo hogareño y mientras tecleábamos líneas de comando todo parecía posible. Las películas nos mostraban una URSS de dirigentes semi ancianos y burocracia opresiva, de armamento superior a Occidente que siempre se lograba desbaratar a tiempo y, si no, estaba James Bond, bueno, estaban porque hubo varios esa década aunque el Timothy Dalton nunca terminaba de convencernos. La música era un sonido nuevo, sintetizado en torres de sintetizador y el tecno pop entraba en su época dorada...
Entonces Chernóbil estalló pero no lo supimos entonces... recuerdo la noticia del telediario y es curioso el mecanismo mental del recuerdo, de algunos recuerdos que sin ser grabados a fuego se quedan ahí, en un estante privilegiado...
La primera noticia que tuve fue el anuncio de que se detectaban niveles superiores de radiactividad, de una nube de, y sin darnos cuenta, sin que se informase al resto del mundo al instante como estamos acostumbrados ahora, de repente y sin saberlo, la URSS quedaba herida de muerte por un disparo a sí misma...
El resto ya lo conocéis.
Antón Rendueles


The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/





theadversiterchronicle@hotmail.es

                                                         

No hay comentarios:

Publicar un comentario