The Adversiter Chronicle

lunes, 16 de mayo de 2016

"Bits a bits", suplemento vídeo consolador


Una sección de Kitapayá en exclusiva para The Adversiter Chronicle

GALLEON FIGHT 2

Siempre recalco que un buen vídeo juego es aquel que logra sumergirnos en el argumento de la trama y que esto sólo se logra si al jugar el juego logra cabrearnos cuando perdemos y la ambientación de fondo está lograda. Hoy os traigo un juego simplón, que lo es, pero con unos gráficos agradables a la retina logrando pasado el pasmo inicial ante su sencillez que nos sumerjamos en la acción y cuando terminamos maravillarnos de que pese a la edad y el tiempo transcurrido aún gocemos con un entretenimiento, con un vídeo juego.

Lo de la edad lo digo porque seguro que muchos y muchas que seguís la sección y disponíais en los 80´s de un MSX u otro ordenador habréis programado un juego basado en el ángulo para la trayectoria de un proyectil. En aquel entonces el placer de programar sufría cierta decepción con los gráficos así que el vídeo juego que os traigo hoy, desconectados por el periplo vital de los avances en la industria, os hará sonreír porque salvo la calidad y realismo de los gráficos el resto del juego es lo mismo que programabais. Además os servirá tanto de iniciación para retomar el placer de vídeo jugar, objetivo de la sección, como para compartir momentos de complicidad con sobrinos y nietos cuyas coordenadas de vídeo juegos están tan lejanas de las vuestras tras décadas sin catar uno.

Y el tiempo transcurrido porque nunca es tarde. Un vídeo juego por simple que sea exige concentración, exige que hagamos un esfuerzo de coordinación pero ante todo que disfrutemos y esta batalla de buques de guerra es apropiado para esos momentos tontos que antaño se aprovechaban para charlar o escaquearse unos minutitos, pero ya no hay charlas porque estamos enganchados a la soledad de los cachivaches digitales móviles y escaquearse resulta cada vez más difícil, pero puede ser relajante al llegar a casa o si trabajáis ante un ordenador echar unas partiditas que si os pillan podéis contar la milonga de que estáis buscando un juego educativo para vuestros retoños en parentesco de primer o segundo grado.

El juego es sencillo de trama y de manejo, sólo el ratón, con casi una veintena de
pantallas donde hay que cañonear a los adversarios antes de que sus cañonazos nos hundan a nosotros. Ya comenté que el asunto es calcular el ángulo de disparo y el intríngulis está en calcularlo junto con la potencia de disparo en base a la distancia y mantener el mismo pese al cañoneo al que somos sometidos. Hay un cofre del tesoro a cañonear también que nos permitirá aumentar nuestros caudales y adquirir mejoras para la batalla. Os aseguro que rabiareis cuando pese a la sencillez no logréis alcanzar a la flota contraria y disfrutaréis del grafismo y ambientación de un juego sin grandes pretensiones salvo entretener.

Así que fuera excusas de torpeza, de complejos de ex jugador en su adolescencia que en la madurez se siente ajeno a la industria del ocio del vídeo juego y disfrutar del olor del salitre y la pólvora en vuestra imaginación estimulada por la imagen que os permitirá desconectar unos instantes de la triste realidad, porque como siempre os digo: ¡quien no se consuela es porque no vídeo juega!



The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/

 
 
 


theadversiterchronicle@hotmail.es

                                                                   

No hay comentarios:

Publicar un comentario