The Adversiter Chronicle

sábado, 7 de mayo de 2016

"TELEMIERDA INC.", suplemento televisivo cutre


Con la colaboración de Mars El Grouchu en exclusiva para The Adversiter Chronicle

Supervivientes 2016: Mila Ximénez
(o la filosofía del creía que podía pero no puedo)

No quería abordar tan temprano, apenas tres semanas, el análisis de la concursante estrella de esta edición, filón de la cadena estos personajes de la casa que salen tan rentables y económicos a la cadena: Mila Ximénez.

Pero Mila ha acaparado la atención y el incentivo para seguir el desarrollo del concurso donde lejos de encontrar la paz que ansiaba antes de ir y una vez que decidió participar anunciando que iba a desconectar del plató para vivir la experiencia ha resultado un fraude pero no al concurso, por eso la llevan, ni a la audiencia que no está tan ciega como ella, Mila es un fraude para ella misma, un juguete roto que observándola sólo unas horas por la tarde muestra una fortaleza que no tiene y presume de unas virtudes de las que carece que se muestran en todo su esplendor cuando está 24 horas delante de una cámara y vemos su convivencia...

El mayor fraude es que, creo, todos y todas esperábamos que ejerciera de periodista, que camelara a Dulce para sonsacarle, desconectada del plató y convertida en una avispada reportera camuflada de concursante donde su fortaleza de la que tanto presume fuera dinamo de su equipo, pero desgraciadamente todo lo contrario, convertida en una caricatura de la grotesca Belén Esteban en GH VIP y repitiendo sus defectos de tertuliana: ataques de visceral violencia verbal con rabietas de niña pija venida a menos, de falta de madurez y, sobre todo, de confianza en ella misma para superar adversidades. Al igual que en el plató ataca despiadadamente, esta vez teniendo delante al objeto de su ira, y llega al paroxismo de rabia e ira sin faltar imitaciones que si bien tienen gracia en el formato semanal, la convierten en una auténtica insoportable petarda que desconcierta a su equipo que han optado, lamentablemente, por seguirla el juego de acoso, derribo, insulto y menosprecio de Dulce a la que puede convertir en finalista por hacerla mártir.

Estudiando al personaje televisivo y tirando de documentación visionando alguna de sus actuaciones en Sálvame se llega a la conclusión de que su trayecto vital se caracteriza por la filosofía de la infelicidad basada en el creía que podía pero no puedo, su matrimonio, su flirteo con las drogas, su vida personal, en definitiva que esa coraza de fortaleza surge como mecanismo de defensa cuando tira la toalla en algo, vociferando que no puede y reconociendo vociferando más que creía que podía.

A tenor de lo observado estas semanas y escuchando sus llantos en forma de argumentos e insultos a Dulce, Mila tampoco podrá con ser concursante de este formato de simulacro de pantomima de supervivencia. Ha logrado como siempre atraer a la cámara y la atención del espectador, pero de forma tan inefable y deleznable como la Esteban, destrozando esa imagen que transmitía de que se apagaban los focos y tenía una vida aparte. No duerme, no desconecta, no asume su papel de protagonista salvo para mal y es de esperar que siguiendo su patrón de conducta ahora salga conque va a cambiar de actitud y darle una oportunidad a Dulce, pero volverá si nadie tiene los redaños de nominarla, no hace absolutamente nada, a sus vociferantes rabietas y si no es Dulce será otra su diana. Reniega de Víctor Sandoval cuando si no fuera por él ya hubiera terminado de desquiciarse porque no es fortaleza lo que tiene Mila, es miedo y desamparo...
Mucho miedo y desamparo.

En cuanto al concurso expulsión de Míriam que se va a la orilla de destierro con Yurena y un indígena de la zona que les ayuda y les permite seguir en pie, aunque no envidiamos al sujeto porque aguantar a Yurena una semana es para volverse blanco, el pobre la untó con arcilla el rostro ignorante que sólo hay algo que Yurena aprecia más que a su madre: su cutis facial.

El equipo Agua repite estancia en la playa paradisíaca con el Suso añadido a su equipo lo cual otorga más fortaleza al mismo para ganar pruebas y seguir en la paradisíaca orilla mientras que Dulce y Mila y sus compinches siguen en la, en apariencia, mierda de orilla sin que las tramas de estrategia y demás hayan aún aflorado. Sigue el buen rollito en apariencia y las penurias aún no causan estragos pero algo deberá de hacer la organización porque Mila y sus compinches más Dulce cada vez tienen más complicado ganar una prueba que les lleve a padecer menos incomodidades...
Seguiremos informando, que remedio.


The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/

 
 

theadversiterchronicle@hotmail.es

                                                                    

No hay comentarios:

Publicar un comentario