The Adversiter Chronicle

martes, 24 de mayo de 2016

"TELEMIERDA INC.", suplemento televisivo cutre


Con la colaboración de Mars El Grouchu en exclusiva para The Adversiter Chronicle

Supervivientes 2016: El Dioni
(Sabe más el perro por viejo que por perro)


Ha cogido el concurso velocidad de crucero y ya podemos detenernos en comentar vicisitudes, lo cual se agradece pese a que todo resulta ya familiar o visto pero seguimos tragando imágenes repetidas una y otra vez en todos los contenedores de la cadena. Destacar que contra todo pronóstico Yurena y Míriam siguen en la isla solitaria y han logrado eliminar por votos de la audiencia a los tres expulsados desde el último artículo: Dioni, Cristian y Mª Carmen, objeto ésta última de las iras y arrebatos de Mila Ximénez una vez que Dulce cambió al equipo Agua y Mila escuchó silbidos en la falapa que la han hecho cambiar de táctica...

De Cristian y Mª Carmen poco hay que decir, el primero pertenece a la camada proveniente de Hombres, mujeres y viceversa y adolece de todos los defectos de la misma que trataré en otro momento pero se agradece su expulsión definitiva porque como demostró en Pasaporte a la isla sólo es un charranín, un intrigante y sobre todo un déspota intelectual que siempre busca revolver el río para pescar el premio final amén de flojo en las pruebas y su discurso diplomático de líder en ciernes siempre cierne la sombra de su falsedad como concursante.

A Mª Carmen resulta imposible no tenerla empatía, empatizar con ella cuando nos hace reír y casi escapar cuando el estrés logra derrumbarla, tal vez demasiado buena persona que aunque aprende rápido de qué va el show televisivo acaba chocando con el resto de concursantes que en su mayoría buscan un momento de gloria televisiva que les proporcione unas rentas durante un tiempo y que cuando se enfrentan a la sabiduría de la ama de casa, esposa y madre tratan de extirparla como un tumor porque piensan que es tonta pero a quien hace parecer tontos es a sus compañeros, aunque resulta algo cargante si habla mucho o se enrabieta pero es como esnifar una molécula de inocencia en una atmósfera cargada de interés y buscar si se puede la puñalada trapera, una doncella virginal rodeada de concursantes que creen saber concursar o blanco fácil de tiburones televisivos, lo mismo da.

El Dioni es caso aparte, llegó al concurso con una estética lamentable de sobre peso,
tetillas que ya quisieran para sí algunos que son algunas y una estrategia consistente en no hacer nada porque no está para nada. Pero los concursantes han salvado de que fuera expulsado porque estaba perdiendo peso y comenzaban a girar las intrigas en su mente rodeado como estaba de niñatos, famosillas como él del mundo del famoseo y el auténtico superviviente de esta edición hasta ahora que no es otro que el italiano Mario. Posiblemente de seguir en el concurso y a medida que recuperara el tono físico libre de grasa y tripón, Dioni se hubiera convertido en un líder activo y participativo pese que a la audiencia digitalizada no resultara atractivo a la vista...

Pero para los espectadores de la era analógica y la tecnología del vídeo, Dioni ha sido un excelente concursante. Cual macho alfa de espalda plateada, se sentaba a observar, a no perder detalle y estudiar al resto; hábil ganándose la confianza del italiano que le garantizaba comida sin que los demás pudieran reprocharle nada; diciendo de verdad y casi escupiendo verdades como puños a los tontainas de niñatos, conversando sibilinamente con el italiano y cuando se aburría o había terminado su labor de observación se inventaba bromas a Yola donde siempre conseguía que los demás sacaran las manos mientras él las escondía tras arrojar la piedra.

Dioni está metido en el hipotálamo de quienes fuimos testigos de su atraco al furgón, de sus andanzas por Brasil mientras burlaba a la justicia logrando por algún misterioso sortilegio que le perdonemos sus pecados porque eran la fantasía oculta de todos y todas: un robo a los bancos y fundirlo sin reparar en lujos antes de que nos pillen. Se ha ido una mente brillante como concursante, un depredador de apariencia cochambrosa que cada día que pasaba recuperaba, lentamente, un poco más de vigor físico y una mente que ya tenía catalogados a sus compañeros de concurso. Personalmente me encantaba porque era como ver un documental, un pirata naufragado con su tripulación en una isla remota que disfrutaba de cada amanecer y de cada escote o culo en pompa con tanga siempre que tenía ocasión, un perro viejo y sabio entre zangolotinos, pirados o sencillamente inútiles para estar en condiciones de supervivencia, el líder que propondría canibalismo si no se pudiera pescar o cazar además de aprovechar la grasa del cadáver para tener lumbre y poder cocinar.

Y poco más, ya digo que resulta tedioso ver una y otra vez las mismas imágenes y cada vez más la fagotización por parte de Sálvame es palpable aunque los votantes se guíen por otras pautas distintas de las de Gran Hermano y esta semana las votaciones deberán decidir entre cuatro verdaderos favoritos por distintas causas: un Víctor Sandoval que es salvado por la audiencia hasta ahora, una Mila Ximénez nominada por primera vez y en el otro equipo los niñatos han logrado que estén nominados la siempre sorprendente y desconcertante Yola y sus prótesis mamarias junto al superviviente de Mario.

Mientras, en algún lugar, una abeja reina africana devora a las reinas de una colmena...


The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/

 
 
 

theadversiterchronicle@hotmail.es

                                                                
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario