The Adversiter Chronicle

martes, 28 de junio de 2016

"Deporte sin porte", por F. O. Roffön


Una sección de F. O. Roffön en exclusiva para The Adversiter Chronicle

EUROCOPA 2016: La Roja eliminada
 
Finalmente las malas sensaciones del encuentro contra Croacia se confirmaron y los italianos se han vengado de las derrotas que les infligimos en la época gloriosa que, ahora sí tras perder el trono europeo, confirma el fin de toda una epopeya a nivel de selección con dos tronos europeos consecutivos y la corona mundial en Sudáfrica...

La cosa no había empezado mal en un grupo a priori complicado pero con optimismo ya que se clasificaban también varios terceros. Contra los checos La Roja salió con su estilo aunque se echó en falta esa pizca de tono físico que logra que los españoles hagan el pleno arrebatando balones al contrario, jugando con virtuosismo en las botas y eficacia goleadora. Además Piqué cerró la bocaza futbolística a los memos que critican su faceta deportiva porque siguen las consignas de quienes politizan el fútbol. Me alegré mucho cuando marcó porque como ciudadano puede incluso rebuznar como el resto de memos, pero como seleccionado su integridad profesional está fuera de toda duda y se merecía el laurel goleador más que nadie...

Contra Turquía, que nos dejó y se dejó jugar, parecía que La Roja aunque sin llegar a la perfección, tenía aptitudes y actitudes para lograr ser primera de grupo y esquivar los cocos, volviendo la prensa a ese bucle de los viejos y malos tiempos donde en lugar de asumir que podíamos ganar se empezaban a hacer cábalas para evitar a los otros grandes del fútbol europeo y mundial, ese complejo de no tener fe y donde los jugadores españoles carecían de competitividad sin creer en ellos mismos, pero ganamos con goles que son amores y llegó Croacia estando ya clasificados y con el objetivo de quedar primeros donde bastaba un empate...

Pero fuimos ciegos a las debilidades del conjunto por su forma física y confiamos en el virtuosismo, en que el relevo generacional iba a ser sin traumas, en definitiva que una vez más vendimos la piel del oso y cuando los croatas en un partido magnífico por su parte nos derrotaron, todos intuimos que La Roja volvía a ser la de Brasil, sin chispa, falta de velocidad y anticipación y roma en ataque. Pero no había sido un desastre, clasificados sin apuros y pecados de soberbia confiando en que los días antes del partido contra Italia se recuperaran y les derrotáramos como hicimos hace cuatro años y por partida doble.

Italia hizo una primera parte aceptable pero La Roja en los primeros cuarenta y cinco minutos fue la de Brasil, sin ideas y cuando las había incapaces de llevarlas a la práctica, con seleccionador irritado viendo a sus pupilos y una Italia eficaz que se topó con un soberbio De Gea que ha logrado en el fútbol inglés que por fin tengamos un portero que sabe y practica el saque largo con precisión. Pero Italia nos superaba en altura y los intentos quedaban frustrados. Pero hasta el gol instintivamente se pensaba que los italianos no aguantarían hacernos tanta presión sin la pelota y que los nuestros tras unas palabras en el vestuario se conjurarían. Y lo intentaron pero defendieron bien nuestros compatriotas europeos y metieron la puntilla final con el segundo gol.

Yo he disfrutado, comprendo que los seleccionados juegan en sus clubs casi hasta el final de todas las competiciones. No sé hasta que punto el lío con las fulanas y las declaraciones de Pedro afectaron. He visto que aunque haya talento y las cosas claras, estaban cansados, sin fuerzas para esa presión sin balón donde arrebatamos balones al contrario que nos permite sacar nuestras virtudes en ataque. Aunque acabó la época gloriosa, los rivales nos tienen respeto porque saben que en plenitud de facultades les superamos, ahora todos intentan jugar como nosotros y saben cómo jugarnos confiando en marcar primero y luego autobús ante la portería.

Queda el tramo final del torneo sin dos grandes como España e Inglaterra con la sorpresa de Islandia y buenos partidos. Tenemos el incentivo de ver jugadores de la Liga y equipos empáticos como la citada Islandia o la Portugal de Ronaldo que recuerda a la vieja Roja cuando jugábamos a trompicones. Así que pese a la desilusión de no estar ya participando, es una excusa perfecta para ir al chigre, tomar unos culines y disfrutar del fútbol.
F.O.R.


The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/

 



theadversiterchronicle@hotmail.es
                                                           

No hay comentarios:

Publicar un comentario