The Adversiter Chronicle

lunes, 6 de junio de 2016

"Días de vinilo y cassetes", suplemento musical cutre


Una sección de El Bis en exclusiva para The Adversiter Chronicle

YO CAMINARÉ (1976)

Hoy traigo otra de esas canciones míticas incrustadas en el hipotálamo de varias generaciones. Para quienes adquirían el producto en la época por sus connotaciones y las circunstancias, sobre todo en el mundo hispano donde España asomaba la cabeza a la democracia y la Transición y allende el océano con dictaduras militares de derechas. Pero también para quienes entonces eran infancia y la sufrían como daño colateral cuando los mayores la reproducían en la cassete del coche, el tocadiscos en casa o simplemente en radio y televisión...

El producto sigue una fórmula de éxito ahora ya instaurada de versionar un éxito en otras lenguas. En 1976 dominaban el cotarro los solistas italianos que arrasaban en las listas de éxitos, en este caso el desconocido para las generaciones digitales y dinosaurio de la canción melódica para los tecnopoperos de los 80´s pese a que este tema triunfó en el inicio de aquella década interpretada por Umberto Tozzi aunque ésta original es de Fausto Leali.

La letra es hija de su época con cierto machismo y que despertaba las fantasías de las féminas atrapadas en desilusionantes matrimonios, encorsetadas en amas de casa y madres pero donde la sociedad ya aspiraba al divorcio como derecho y pese a la época de destape, con la pornografía rebosando en los escaparates de los kioskos, la mujer como tal en la sociedad ya quería respirar aire fresco. Los machos alfa la escuchaban con algo de mosqueo pero las parientas la reproducían una y otra vez...

 Eran otros tiempos pero es una canción mítica en la que quiero ilustrar cómo estaban las cosas: fijaros en la estrofa que dice que se la va a cepillar y encima preñar, toda una declaración de intenciones en una época que agonizaba pero donde el rol de novia-esposa-madre aún seguía vigente. He de advertiros que escucharla puede producir estupor en el estertor final pese a que de primeras entra bien por los tímpanos y es un producto impecable en cuanto a arreglos y orquestaciones que en cierta forma la hace atemporal.

 Pero captar la estrofa de la preñez que no tiene desperdicio y tal vez, era en la adaptación al español, una rémora de cuando había que burlar con ingenio a la censura...







The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/
 
 



 
                                        

No hay comentarios:

Publicar un comentario