The Adversiter Chronicle

lunes, 8 de agosto de 2016

"Del derecho pero al revés", por P. Gargajo Bilioso


Una sección de Palomino Gargajo Bilioso
en exclusiva para The Adversiter Chronicle

Las tribulaciones del señor Pedro Sánchez

Hay un chiste del humor inmortal de Eugenio en que un tipo va al oculista y éste le pregunta qué letra se ve a lo que el tipo responde que la “A” y el oculista se empecina en que no es esa letra llegando a decirle al paciente en un momento dado que está usted nervioso y me está poniendo nervioso a mí; finalmente el miope era el oculista y no el paciente que veía la letra correctamente.

Salvando las distancias, y que no tiene nada de gracia y mucho menos
humor, da la sensación de que el señor Pedro Sánchez peca de miopía porque ve un “no” mientras su partido ve “si” a la abstención. Pero sería de miopes reducir al simplismo lo que acontece en el partido socialista que es posiblemente de los partidos tradicionales el que más pluralidad tiene entre sus militantes y tras unos resultados electorales que no dieron apoyo a las tesis esgrimidas por los dirigentes socialistas en las negociaciones fallidas para ser alternativa al PP , la jefatura presidida por el señor Pedro Sánchez sigue empecinada en la versión oficial ignorando las voces de su propia militancia.

PODEMOS y sus líderes a nivel nacional cometen el error de juzgar a la Transición, y por tanto a la clase política y al electorado que la hicieron posible, de un error considerando a Felipe González y resto de políticos de la época de cualquier cosa menos demócratas, de poco socialista a Felipe González y de error político la Transición cuyas consecuencias pagamos ahora. Por lo que parece, esas tesis, si bien no en su totalidad, tienen adeptos en mayor o menos medida en la nueva generación de la familia socialista educados y criados en un marco de libertad y democracia a tenor de los acontecimientos.

Pedro Sánchez es el presidente de un partido que necesita un proceso interno de reforma tras perder escaños y dar la imagen, debidamente azuzada por sus antagonistas en los mass media, de que el señor Pedro Sánchez se ha enrocado en su posición pese a que los veteranos le dicen, también a través de los mass media, que por el bien general y por reconocimiento de las carencias propias que han de ser corregidas a nivel interno, debe permitir gobernar a la lista más votada. Porque por mucho que les duela a algunos, es perfectamente lícito que gobiernen los menos votados en lista pero sí los más votados de su corriente aunque sean formaciones distintas, lo que se define como coalición.

Pero esa jugada es una utopía en el escenario tras las pasadas elecciones y el fallido intento previo y último cartucho de la actual jefatura del PSOE para legitimar su endeble argumento que hace oídos sordos a los consejos de quienes les precedieron en el mando del partido. Lo único claro en las tribulaciones socialistas es que si hubiera una tercera convocatoria parece difícil que el electorado de voto socialista no se quedara en casa en el mejor de los casos o se fuera a otras formaciones su voto en el peor pese a que un análisis de los resultados arroja un descenso de la efervescencia de PODEMOS, un trasvase de votos al PP de Ciudadanos y pérdida de votantes socialistas, eso sí, la participación ha sido la misma de la vez anterior lo cual indica que no se convenció a nadie por parte de nadie y los votantes que decidieron no abstenerse de nuevo se equilibraron con los que decidieron abstenerse esta vez de ir a las urnas.

Sea cómo sea todo indica en este momento que cuando llegue la votación de investidura habrá congresistas que romperán la disciplina de voto socialista y voten abstención de forma que se alcancen los votos necesarios para que el señor Rajoy sea investido. Posteriormente habrá el típico gallinero analizando tal ofensa al liderazgo de Pedro Sánchez y el consiguiente congreso extraordinario del partido para elegir nuevo secretario general. La otra hipótesis, nuevas elecciones, significaría igualmente el fin de Pedro Sánchez pero con la excusa de los resultados que a día de hoy parecen que pueden ser hasta peores si se convocara a las urnas por tercera vez.

Lo cierto es que la fecha de las terceras elecciones que serían bien en Año Nuevo, bien en Navidad, suena a cachondeo y chiste de Eugenio porque si ya hay que bregar para votar en un domingo normal, las votaciones en fechas tan señaladas en el calendario y cultura festiva de España podrían dar una participación menor del censo electoral y con los efluvios de las celebraciones hasta un resultado paradójico, pero tal anuncio de posibles fechas suena a chiste y parece ser más bien una artimaña subliminal para inducir a la protesta de la ciudadanía para que no le jodan las fiestas navideñas y que se clame por gobierno ya.

El señor Pedro Sánchez ha de admitir que lo único conseguido hasta ahora es ahondar las divisiones de la familia socialista que ve la realidad de que no tiene capacidad de ser una alternativa y que la situación requiere abstenerse mejor que votar el no a la investidura porque un PSOE dividido no hace ningún servicio a España y sus votantes tampoco son dignos de sufrir el desconcierto que provoca la situación. Cuanto antes se celebre el congreso del PSOE mejor será para la democracia y el orden constitucional. Es cierto que el PP suelta un tufo a mierda de corrupción indisimulable, pero es cierto también que las urnas siguen arrojando un resultado de apoyo a la gestión del señor Rajoy por mucho que duela ver el espectáculo de corruptelas y corruptos.

Porque cuando la vieja cúpula socialista sale en los mass media hablando claramente de votar abstención, el señor Pedro Sánchez no puede hacer como el oculista del chiste, tal vez no sea tampoco la letra que ve el paciente pero entonces lo que está mal es el tablero de las letras que confunde a médicos y pacientes mas ya nadie habla de cambiarlo cuando quienes podían promoverlo padecen de ceguera progresiva y cuando médico y paciente no se percatan de que ambos son miopes y eso perjudica la conducción del país. Las letras han cambiado para médico y paciente y son estos quienes deben adaptarse a la nueva visión porque los tuertos ya empiezan a querer imponer su visión ciega...
Así de simple y así de complicado.
¡Y no es chiste, oiga!


The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/






theadversiterchronicle@hotmail.es

                    
                                                                                    

No hay comentarios:

Publicar un comentario