The Adversiter Chronicle

martes, 9 de agosto de 2016

"Días de vinilo y cassetes", suplemento musical cutre


Con la colaboración de El Bis en exclusiva para The Adversiter Chronicle

GAVILÁN O PALOMA (1977)
(O el arte de bien vestir la pata elefante)
Hay artistas de la canción que logran el aplauso y el reconocimiento del público de forma perenne por mucho que pase el tiempo, si además logra que alguna de sus canciones pasen al imaginario colectivo de toda una generación a la vez que triunfa porque lo que canta es eterno, tenemos el caso de Pablo Abraira, auténtico jornalero de la música y al que rendimos homenaje hoy.

Digo lo de jornalero como mérito porque nueve álbumes editados, actor en musicales y querido en el mundo de habla hispana, de solvencia para la industria ya que Pablo Abraira no se limitaba a cantar o tratar de poner muecas a la interpretación, transmitía solvencia y confianza en sus apariciones televisivas y una voz inconfundible a lo que había que sumar sus interpretaciones, pero también el arte de vestir la moda de los 70´s íntegramente: greñas, mostachón de macho alfa, cuellos de camisa eternos y pantalones de pata elefante que tapaban zapatos o botas con tacón.
 
Es cierto que la estética chirría al visionar sus actuaciones de la época pero pronto se olvida lo estrafalario para engancharse a la canción cuya letra habla de un seductor, de un macho alfa que resulta ser cazador cazado rompiendo el papel sumiso y paciente de las mujeres en los 70´s. La historia que cuenta, una relación erótico festiva clandestina, se cuenta ahora en los platós televisivos en programas de máxima audiencia, pero en 1977 era algo vanguardista el concepto de macho alfa seducido, describir cómo le quitaba el vestido y pese a las pintas de chulo que viste, reconocer públicamente que el seductor ha sido seducido...

Canción imprescindible en la memoria colectiva no tan reciente pero tampoco tan antigua y deleitarse con un artista sobre el escenario que tenía buena percha, buena voz y un buen producto musical, ahora puede sonar algo ñoña pero es de esas canciones eternas porque tarde o temprano los machos alfas caemos seducidos por quien íbamos a seducir y si se escucha en reproductor prescindiendo de la imagen captaremos porqué es una canción eterna...
Aunque pensemos que el protagonista de la historia es un nenaza y un lamentos.



The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/
                                                                             

No hay comentarios:

Publicar un comentario