The Adversiter Chronicle

sábado, 6 de agosto de 2016

"TELEMIERDA INC.", suplemento televisivo cutre


Suplemento televisivo cutre de The Adversiter Chronicle

AFFAIRE LUÍS ROLLÁN:
¡¡SÁLVAME DEVORA A SUS PROPIOS COLABORADORES!!

¡Pasen, pasen y siéntense ante el televisor para ver el mejor espectáculo de telemierda en vivo y en directo!
¡Ocupen su sillón o butaca favorita para deleitarse con la voracidad entre seres de la misma especie!
¡Que siga el espectáculo y no pare!

Hemos tenido que empezar así de espectaculares porque si nos esperábamos otro verano a base de refritos, películas ya vistas una y otra vez y programas de TELEMIERDA INC., a base de figuras de tercera regional contando sus mierdas y miserias, Tele5 nos ha sorprendido una vez más y se mantiene en el trono de mejor mierda televisiva gracias a Sálvame en sus dos versiones, la vespertina y la nocturna de los viernes ahora ampliada, para regocijo de yonkis de la telemierda, a la noche de los jueves.

El caso es que mientras el patiñazo de la Patiño se enquistaba definitivamente como mejor mierda del verano por sus consecuencias y se colocaba favorito en las apuestas, el caso de Luís Rollán, dandy no hetero que siempre cultivaba cierta imagen de sobrao y pintoresca sofisticación que despierta odios o pasiones, bien relacionado en el mundillo de los famosos, famosetes y famosillos que hacía gala de su sentido del humor pero también transmitía cierta soberbia, cierta suficiencia un descansillo por encima de los demás. Pero tiene su público y era un buen condimento que no desentonaba con el resto de condimentos que sazonan las mañanas, tardes y noches dedicadas a informar y el periodismo rosa que que llaman...

La cosa va de que Luis Rollán ha traicionado por el vil metal a amistades y se ha hecho público. Lo de menos es el detonante, pero como en los mejores espectáculos circenses tenemos enanos que son en realidad señores bajitos, domadores de fieras devorados por las mismas y finalmente un destape de las tácticas y estrategias que se dan a la hora de los profesionales de la cosa lograr fotos exclusivas, sin que falte cobrar cual mercenarios por la traición y todo ello sin declarar al fisco...
¿No es fantástico?

Al espectáculo no le falta de nada: periodistas encabronados entre sí y casi consigo
mismos; famosas y famosetes que se sienten traicionados y un plató convertido en tribunal de la fe con los colaboradores de inquisidores. Un culpable que no confiesa o se va por peteneras, una presentadora y maestra de ceremonias al borde de un ataque de nervios, historias de histerias sentimentales con algo de erótico festivo, lloros y lamentos del acusado y un fascinante compendio de venganzas largo tiempo esperadas como es el caso de Kiko Matamoros que ve la oportunidad de saldar cuentas y de paso si se tercia recuperar la admiración de su hija, convertida en virtuosa moza violentada por el infiel.

Recomendamos encarecidamente que si no tienen nada mejor que hacer si les da reparo que les vean las lorzas en la playa, que disfruten del espectáculo porque es una hoguera de las vanidades que ha implosionado y no deja de tener consecuencias casi cada diez minutos de programa. Puede que les despierte cierto pudor ver simplemente a un profesional en lo suyo que sólo es un mercenario, como todos son y como todos
quisiéramos ser alguna vez en el trabajo, al que se le ha descubierto la jugada por uno de sus propios compinches. El pecado de Luis Rollán no son los hechos por los que se le abre procesamiento inquisidor y auto de fe, sólo tenía que reconocer que le pillaron, que forma parte de su trabajo y aquí algo de alboroto y luego a seguir cada uno con lo suyo.

Pero Luís Rollán parece tumefacto, incoherente en ocasiones y con la sensación de que desvía el tema con argumentos de medios mensajes de móvil y redes sociales, de que las pruebas son circunstanciales y no crean una duda razonable. Lo malo es que hasta sus defensores ya ven razonable dudar ante las pruebas. Mucho nos tememos que será un antes y un después en su vida profesional, está claro que de primeras nadie se fiará de su amistad, de que cuando dice que con ésta o ésta tiene una amistad y se han comentado cosas personales que él nunca desvelara, suena a amenaza velada...

Pero lo mejor llegó el pasado viernes noche cuando se sometió al polígrafo y los resultados daban ora sí y ora también que mentía. Hasta la beata vende abalorios de la tipa del polígrafo parecía pasmada ante tales resultados. Algo maravilloso como espectadores que nos hace olvidar nuestra mierda diaria para regocijarnos en juventud con las mierdas que le están cayendo encima al prójimo, de pensar que se joda por figurín, de que le está bien por soberbio, un exorcismo en suma donde purgamos nuestros pecados inconfesables viendo confesar a un pecador.

No dejen de verlo, traten de verlo si no lo han visto y que nos sirva de lección en cabeza ajena. Porque al final vemos a gente con un buen tren, que no nivel acorde, de vida que necesitan cantidades de miles de euros y que no siempre se cobran de forma legal como quiere el ministro de Hacienda pero acaban siendo esclavos de su imagen, de sus relaciones sociales y, como es posible en este caso, de su propia imagen en el espejo. Todo es posible en televisión y la nueva vuelta de tuerca de Sálvame es que los periodistas y colaboradores tertulianos se devoren entre sí...
¡Es fantástico y emitido en abierto, cuando pagaríamos por ver tal mierda!


The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/





theadversiterchronicle@hotmail.es


                                                                   


No hay comentarios:

Publicar un comentario