The Adversiter Chronicle

jueves, 5 de enero de 2017

"El ojo púbico", por P. Gargajo Bilioso


Una sección de Palomino Gargajo Bilioso
en exclusiva para The Adversiter Chronicle

El secesionismo catalán politiza a la infancia

La clase política secesionista catalana ha dado una vuelta de tuerca más a su estrategia de lograr una independencia de Cataluña mediante aclamación popular toda vez que la vía política es ilegal, el apoyo internacional no pasa de ánimos y condescendencia a título personal sin mojarse como cargos, desde embajadores a presidentes de gobierno extranjeros, y que saben que si de primeras no se logra, como se intentó en las últimas elecciones autonómicas catalanas, el fracaso es inevitable.

Ahora llega el turno de politizar la infancia desplegando velas independentistas. Es un juego peligroso porque otros que no comulgan con las tesis secesionistas podrían también portar sus velas, pero dejando aparte chistes y chanzas fáciles, resulta preocupante que la estrategia del secesionismo catalán pase por utilizar a la infancia ya que no logran acabar de enamorar a los adultos.

No voy a extenderme y seré breve, pero utilizar a la infancia políticamente es plantar para el futuro la semilla del fanatismo y de los traumas de una quimera que se les inoculó desde que asistieron a su primera cabalgata de Reyes Magos. Más patético aún es que quienes de verdad viven y disfrutan de esta politización de la infancia son los adultos que defienden la movida de las velas alegando libertad de expresión, siempre que sea bajo su libertad, y que es bonito que se pueda elegir vela independentista o no...

Al final todo quedará en anécdota, los políticos secesionistas logran minutos en televisión sin pagar, los organizadores del velorio al Estado español logran unos euros y quedará grabado a fuego en los testigos infantiles de las carrozas las banderas catalanistas ondeando al viento, el mismo sueño que tuvieron Hitler y Mussolini que luego Franco y su dictadura obligaron a cumplir durante décadas: que la infancia quede asociada a la politización para crear adultos de firmes convicciones condicionadas y que amen a sus líderes porque sin ellos ese mundo modelado desde niños sencillamente desaparecería.

Es abominable asociar la infancia a la política y politizar su mundo con cualquier tipo de bandera, pero la clase política secesionista alegará que no es así, que sólo es defenderse de la agresión de España a Cataluña como ente etnográfico, que es lícito mostrar utilizando a la infancia (esto último no lo dirán) el sentimiento de independencia...
También se alegará que opiniones como la que expreso en este artículo es sólo propaganda anti catalana y alegatos a favor de la españolidad...

Tildar de propaganda lo que es denunciar tácticas fascistas de politización de la infancia en Cataluña sólo demostraría la miopía política de los simpatizantes de la secesión inducidos por sus políticos que se llenan la boca de palabras pidiendo libertad pero coartan la misma a sus votantes aunque pasarán años antes de poder afrontar éstos que les han estafado...

Así de simple y así de complicado.


The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/





theadversiterchronicle@hotmail.es

                                                     
                                                       


No hay comentarios:

Publicar un comentario