The Adversiter Chronicle

martes, 31 de enero de 2017

¿ES IMPERIAL LA ESTÉTICA DEL PRESIDENTE TRUMP?


Con la colaboración del experto en estilismo Waldo Meroyké, asesor en estilismo de campaña electoral, en exclusiva para The Adversiter Chronicle

El mundo civilizado y parte del otro en el piso 3º anda estupefacto y casi tumefacto ante presidente Trump y sus formas y maneras, sólo teniendo en cuenta a sus votantes olvidando al resto del orbe... ¿Estamos ante el primer presidente de unos EEUU imperiales que viola y elimina las raíces de la aún república de los Estados Unidos de América, Ein?
Nadie mejor que nuestro asesor en temas de imagen para contestar a la pregunta sobre la estética del presidente Trump...

-Vamos a ver tres imágenes Waldo y nos va aclarando la cuestión, aquí la primera en un momento de la campaña electoral que le llevó a la presidencia, ¿qué opina?

-Lo primero el detalle que veremos que se repite del fondo con varias banderas de EEUU, una imagen de respaldo de los estados de la Unión pero a la vez la sentiment troublant de que hay varios EEUU, puede ser un guiño a sus votantes, pero lo que queda en el hipotálamo es un presidente patriota y que no tiene reparos en ensalzar ante todo el mundo tal fervor patriótico y un mensaje al resto del mundo de que América primero. Luego el rostro y el pulgar, es el vaquero de las llanuras tomando un café en la fogata con sus camaradas satisfecho del trabajo diario bien hecho. Estilisticamente, que es lo que me ocupa, en esta foto ya puede verse y retener subliminalmente la mente que Trump ejercerá el derecho imperial de usar el pulgar.

-¡Coño con el pulgar, es cierto! Pasemos a la segunda, más gestual que la anterior, bite.

-Aquí da la sensación de que su equipo asesor se ha inspirado en Mussolini desde un punto de vista de observador foráneo, pero en realidad vemos un gesto empresarial de capitalismo puro y duro, el tipo que afronta las preguntas de los periodistas dejando claro que es él y no el cuarto poder quien encarna a EEUU. Mentón levantado, ceño fruncido casi y a la vez cierta condescendencia no exenta de fotogenia hacia quien le pregunta. En definitiva una essence esthétique distinta a la de sus predecesores, no alguien elegido por la ciudadanía, alguien que ha llegado a lo más alto y que ejercerá su poder.

-Tercera y última para su análisis, Waldo.

-Yo creo que es la primera vez que un presidente de EEUU posa en una foto que es un lienzo moderno de los cuadros de las familias reales del Antiguo Régimen, rodeado de sus favoritos y su familia, una imagen de capitán al mando del timón y que estéticamente induce al observador a sentir una vez más la sensación de estar ante algo nuevo en relación al hasta ahora. Es una imagen destinada al consumo y de advertencia si se le da muchas vueltas, pero son tales porque nos sorprende por no visto desde décadas tal pose de familia que supera las connotaciones de que parece realeza cuando es república e inevitablemente se forja la idea de poder que supera el ámbito presidencia y se ejerce como norma.

-¿Es una estética imperial?

-Desde un punto de vista estético hay grandes diferencias con otros presidentes empezando por la profusión de banderas, planos donde su imagen abarca todo el encuadre y no sólo de cuerpo sino de rostro y finalmente una clara campaña de imagen que no deje dudas al observador de quién lleva los pantalones. Yo no podría calificar su estética de imperial pero reconozco que a ojos del observador si puede despertar un tufillo, pero paranoias de cada cual y cada quien aparte, la grandeur de la royauté ou impérial en mi opinión aún no es tal aunque la estética y en función de su presidencia podría derivar a imperial sin lugar a dudas.

-¡Pues el tiempo lo dirá, desde un punto de vista estético!
 
 
The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/



 


 
                                              




No hay comentarios:

Publicar un comentario