The Adversiter Chronicle

viernes, 10 de noviembre de 2017

"TELEMIERDA INC.", suplemento televisivo cutre


Con la colaboración de Mars El Grouchu en exclusiva para The Adversiter Chronicle

¿Intento de violación en GH Revolution?

Cuando recibí el encargo de cubrir una posible violación en la edición de este año de Gran Hermano he de confesar que sentí cierta perplejidad y pensé que se trataba de un truco publicitario para levantar una baja audiencia pero cual sería mi sorpresa de que se trata de un caso verídico con expulsión, muestra de imágenes a las autoridades por si hubiera delito y cuarentena de unos días a la supuesta víctima. Lo que me extrañaba era que en un formato que consiste en observar las 24 horas a los concursantes se hubieran escabullido los hechos al objetivo de las múltiples cámaras de la casa y a los ojos avizor del equipo de realización que dispone, a diferencia de la audiencia, de todas las imágenes en tiempo real...

Los hechos parecen confusos con unas autoridades que no ven imágenes que indiquen un delito, el concursante expulsado que acusa a la cadena de utilizarle para subir una decaída audiencia en esta edición y una supuesta víctima que ha vuelto al concurso visiblemente afectada. Pero el espectador se encuentra ante un terreno de penumbra ya que sólo dispone de la nota informativa que emitió la cadena a raíz de los sucesos y expulsión del supuesto violador y que carece de imágenes de lo ocurrido.

El asunto no es baladí ni para tomarlo a la ligera. Una agresión sexual ha de ser denunciada pero la cadena y la productora del programa tienen una responsabilidad en lo ocurrido. Tras investigar un poco en esta edición se aprecia que va de capa caída por distintos motivos con una terna de concursantes bastante inútiles para conseguir realizar las pruebas y por tanto sin mucha comida que llevarse a la boca, sin embargo parece ser que en el tema del alcohol no tienen cortapisas ni racionamiento del mismo. Todo parece indicar, teniendo en cuenta que los concursantes de este año son bastante estáticos en su día a día, unos muebles en el argot del concurso, y se aprovechan las fiestas de martes y viernes para que llenen las copas y se anime el cotarro que atraiga la atención y la fidelidad del espectador. Si esto fuera así, lo parece visionando una de esas fiestas, estaríamos ante una grave irresponsabilidad porque es evidente que hubo una serie de imágenes antes de llegar a la posible violación o sexo sin consentimiento de una de las partes.

Sólo se me ocurre reflexionar que este concurso y otros formatos de la cadena son un reflejo de la juventud, una juventud que vive con libertad su sexualidad y libre de tabús pero también de un culto al cuerpo y un hedonismo preocupante que ocupa el espacio moral que tuvieron otras generaciones. Si en estos tiempos aún se quedan embarazadas adolescentes con todos los recursos que disponen para evitar embarazos no deseados y si en un programa de tele realidad se da un supuesto intento de violación o de sexo no consentido con una de las partes narcotizada e inconsciente por ingesta de alcohol, sólo se llega a la deducción de que los jóvenes tienen un problema con el alcohol y una falta de respeto a la pareja de tintes machistas y de superioridad donde se impone el morbo del sexo sin que la otra parte se entere.

Si se trata de un truco para atraer audiencia, muy mal. Si se trata de un caso de macho alfa que se siente superior a la mujer y esto le da derecho de pernada para practicar sexo cual fantasía de película, pornográfica o no, somos la sociedad quienes tenemos un problema que ha llegado a ser de tal calado que en un concurso de fisgar 24 horas con la audiencia de testigo, el concursante masculino no se corta a la hora de llevar a cabo su fantasía aprovechando el estado comatoso de su pareja.

Es un problema de educación y un problema social de la juventud actual que tiene su reflejo en los concursantes y sus formas de actuar, una señal de alarma porque la actitud del supuesto violador es un reflejo, ojalá me equivoque, de una mentalidad que ha tenido otros atisbos en las violaciones en grupo durante las fiestas de San Fermín o en otras fiestas patronales, no meros hechos aislados por cuanto van a más.

En algo fallamos cuando seguimos soportando estos comportamientos que se suponían erradicados o camino de ello, de un consumismo que encuentra en el hedonismo juvenil y cierta vacuidad de valores éticos y de respeto al sexo opuesto, a la pareja o simplemente actitudes alejadas del discurso optimista que habla de una juventud con todas las oportunidades y acceso a la educación que no tuvieron generaciones precedentes. Sigue existiendo machismo, sigue existiendo una actitud del hombre hacia la mujer de desprecio que otorga la superioridad para forzar relaciones sexuales y un consumo de alcohol de borrachera donde se aleja el beber de ser un acto social para convertirse en la excusa del todo vale incluso siendo televisado en directo.

Nos falta ver las imágenes de la supuesta violación y hemos de preguntarnos si queremos y deseamos verlas para aclarar el tema o simplemente por morbo de mirón que aunque nadie lo confiese nos da un depravado gustirrinín porque la violencia en directo siempre es garantía de atención de la audiencia...

Lamentable el concursante, lamentable el programa y lamentable la audiencia ya enganchada al morbo televisivo.


The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/


  
 
 
 
theadversiterchronicle@hotmail.es
                                                    

No hay comentarios:

Publicar un comentario