The Adversiter Chronicle

sábado, 20 de enero de 2018

"El ojo púbico", por P. Gargajo Bilioso


Una sección de Palomino Gargajo Bilioso
en exclusiva para The Adversiter Chronicle

La virtual levedad del ser del prófugo Puigdemont

Han hablado las urnas en Cataluña y el resultado es fruto de la siembra de la disputa social en base a la supremacía patriótica y un discurso de enfrentamiento, semillas que sembró una clase política secesionista que ha preferido seguir con el insulto a la inteligencia de sus votantes y el engaño provocativo al resto de ciudadanía española. En la otra parte, unos partidos que apoyan la constitución y el orden legal vigente que lejos de convencer a casi todos han provocado un trasvase de votos sin apenas ganar nuevos adeptos.

La brecha social tuvo reflejo en el recuento donde hay que sacar pese a todo buenas lecturas de los resultados obviando la diferencia clara entre votantes a favor de las tesis secesionistas, aunque el discurso se ha vuelto más dialogante aunque atrapado en sus propias falacias pregonadas por los políticos artífices del intento de secesión ilegal y quienes prefieren mantenerse dentro de España. La buena noticia es el descenso de la CUP y de la franquicia catalana de PODEMOS resaltando el pobre resultado del PP, lastrado entre el discurso oficial del gobierno estatal y el poco margen de maniobra que éste otorgaba al candidato popular que se ha confundido con tibieza y el castigo en las urnas hacia un partido que trascendió el tema catalán para castigar los niveles de corrupción en que se ha movido el partido.

Lo normal en el país de Jauja sería que ERC llegara a un acuerdo de gobierno con el PSC y el partido de la señora Colau, pero los de Esquerra están atrapados entre la venganza del prófugo Puigdemont hacia el señor Junqueras que seguirá en prisión hasta que el prófugo sea llevado ante el juez; puede estar el prófugo tranquilo porque al final será por prevaricador que cumpla sentencia siguiendo la senda marcada por el que iba de padre de la patria y quedó en chorizo catalanista, el nunca más honorable señor Pujol. Pero mientras dura el dinero, posiblemente de fondos públicos y en un alto porcentaje estatales desviados para la secesión ilegal, para mantener la pantomima del exilio político, el prófugo Puigdemont hace pagar al señor Junqueras el golpe de mano la mañana de la proclamación de la fantasmagórica secesión en forma de aborto de república donde el prófugo quería moderar y se impuso la tesis de todo para adelante, ande o no ande.

El prófugo Puigdemont es ya un cadáver político aunque la ciudadanía deba seguir soportando insultos a la inteligencia y atentados a la democracia pero la clase política lo sabe y ya se maniobra de cara a la siguiente meta volante camino de la independencia, ya es algo que se omite la palabra república. Pero hay que seguir engañando en una realidad paralela a la masa votante independentista que en el segundo trimestre de 2018 notarán el coste económico a nivel de bolsillo contribuyente al atentado secesionista que calculó mal las circunstancias y ha logrado unir la idea de España como no se veía desde la noche de verano en que La Roja logró el titulo mundial de fútbol, cosas que sorprenden desde antiguo a nuestros vecinos europeos desde los tiempos de Roma...

Todo indica que hay un cambio de formas y maneras que deberán corroborarse con hechos inmediatos, al menos el nuevo presidente de la cámara autonómica, limitado por el discurso secesionista, ofrece algo que no quiso hacer su antecesora de firmes convicciones pero poco amiga de calabozos y celdas por las mismas: un respeto a la legalidad y un cauce de diálogo de las fuerzas políticas salidas de las urnas. Resulta triste y lamentable que para volver a donde nunca debió de salirse tenga un coste tan alto que durará décadas pagar con intereses. Posiblemente se le conceda al prófugo Puigdemont un último acto teatral que él querrá prolongar porque una vez haya un gobierno autonómico y avance la investigación por prevaricación el prófugo Puigdemont deberá elegir entre ser una efímera estrella gracias a sus memorias, un par de documentales y alguna entrevista porque el tiempo pone a cada uno en su sitio y el del prófugo Puigdemont es de ser una estrella virtual en todos los aspectos y no sólo el tecnológico donde no se sabe si es secesionista o hincha de Las Palmas en partido europeo, un ser grotesco como una chirigota de carnaval.

Que nadie se engañe, seguirán las provocaciones a la legalidad ante los micrófonos, los insultos a la inteligencia en las declaraciones y desafío a la democracia bajo el manto de una proclamación que sólo ha sido una deslealtad intolerable al conjunto del Estado por parte de una clase política cuyo único logro ha sido desviar dinero público para crear una forma de vivir política validada en las urnas gracias a un control de la propaganda informativa, escolar y social. Ahora se les acaba el chollo de los fondos públicos desviados a supuestas asociaciones y entidades siguiendo el modelo etarra de influir en las instancias políticas bajo supuestos movimientos sociales. El electorado independentista es víctima de una estafa donde la coherencia permanece en prisión porque se ha impuesto la charlatanería del vendedor de crecepelo que ya no va en carreta por el lejano oeste y vive de gorra en Bruselas mientras vende su producto de forma virtual gracias a las nuevas tecnologías...
Así de simple y así de complicado.


The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/


 
 
 
 

 
theadversiterchronicle@hotmail.es
                                                    

No hay comentarios:

Publicar un comentario